Los pueblos más bonitos de la sierra de Madrid

Aunque Madrid es una ciudad espectacular, como Sevilla, Málaga o Barcelona, en ocasiones es necesario alejarse de sus calles. Afortunadamente, la capital ofrece varias posibilidades para cambiar el entorno urbano por una de las montañas   donde respirar aire puro. Ya sea en transporte público o en coche, una de las mejores alternativas es explorar sus montañas. Por eso te ofrecemos esta lista de los pueblos más bonitos de la sierra de Madrid.

Manzanares El Real

En medio del parque comarcal de la Cuenca Alta del Manzanares se encuentra este pueblo, junto al embalse de Santillana. Entonces, la primera parte de su nombre es clara. La segunda parte data de la época de Alphonse X Le Sage. Adjuntó esta ciudad y otros núcleos a su órbita de influencia para evitar la ejercida por los señoríos de la actual provincia de Segovia. Su castillo medieval es obra de Juan Guas, favorecido por la familia Mendoza y también constructor del Palacio del Infantado en Guadalajara, obra maestra del gótico isabelino. Este estilo, a medio camino entre el gótico y el renacentista, se materializa en la fortaleza.

Además de su clásico estilo montañés y sus múltiples lugares para dormir y comer, Manzanares El Real tiene acceso a impresionantes parajes naturales. La subida a Peñalara es una caminata de un día perfecto. No obstante, se puede bañar en su embalse si es verano o disfrutar del nacimiento del río Manzanares en el Ventisquero de la Condesa en otoño. También hay muchos arroyos, manantiales, colinas y pequeños valles para visitar.

Patones de Arriba

Imprescindible en cualquier lista de bellas ciudades madrileñas, Patones de Arriba es un clásico que no defrauda. Su arquitectura negra, típica de la sierra de Ayllón, se asemeja a la de los pueblos serranos de Segovia. Sin embargo, es en algunos de los pueblos negros más bellos de Guadalajara donde más brilla este tipo de arquitectura.

Si haces un viaje a este pueblo de la sierra madrileña, disfrutarás de un ambiente aislado y único. Tanto es así que durante siglos las personas que viven allí han permanecido relativamente aisladas del resto de la sociedad. Así, cuentan las leyendas que la villa fue fundada por visigodos que se refugiaron en las montañas durante la conquista árabe.

Rascafría

Este pueblo serrano de Madrid tiene un vínculo inseparable con uno de los grandes cartujos del país: El Paular. Este monasterio es, por tanto, uno de los elementos que debes ver si visitas Rascafría. Desde el cercano puente El Perdón, hay rutas de senderismo ideales para que los principiantes exploren el valle del río Lozoya y las hermosas cascadas. Tenga en cuenta la excepcional colección de arte de la Cartuja.

Monasterio de El Paular

Respecto al centro del pueblo, es un buen ejemplo de arquitectura serrana. Como muchos otros pueblos vecinos, su historia recuerda tanto a Madrid como a Segovia. Los pasos de alta montaña lo convirtieron en un buen lugar para detenerse. Un lugar que cuenta con interesantes monumentos como su posada o la Iglesia de San Andrés Apóstol. También es un acceso privilegiado al pico de Peñalara y a varios pinares. Por último, no olvides el Bosque Finlandés y la arboleda Giner de los Ríos, dos notables parques forestales.

El Berrueco

En la sierra oriental de Madrid, cerca de la provincia de Guadalajara, se encuentran varios de los pueblos más bellos de la comunidad. El Berrueco tiene como telón de fondo el macizo de La Cabrera y el embalse del Atazar. De esta forma, se ubica muy cerca de Patones de Arriba, lo que hace perfectamente posible una visita conjunta.

La comarca siempre ha sido zona fronteriza, por su ubicación entre puertos de montaña que dominan el valle del río Lozoya, los campos de Castilla y La Alcarria. El puente romano sobre el Jóbalo es un buen ejemplo. Se cree que formó parte de un viaje ancestral, incluso antes de Roma. Este es uno de los grandes atractivos de El Berrueco, pero no el único. Su picota, su arquitectura popular o su entorno asociado al agua forman un conjunto encantador.

Buitrago de Lozoya

Con perfecto acceso desde la A-1, la carretera de Burgos, Buitrago de Lozoya es un pueblo perfecto para una escapada rural. Combina atractivos culturales. Un espléndido pueblo medieval lleno de naturaleza en torno al puerto de Somosierra. En este sentido, la visita obligada son los embalses de Riosequillo y Puertas Viejas.

Esta versatilidad ha sido la clave de su éxito. Nadar en sus marismas es una alternativa veraniega muy relajante. Para combinar con paseos por el pueblo, una actividad ideal en primavera. Destacan también su muralla, fortaleza, iglesia y calles. Hay tanto restaurantes donde comer un buen cordero asado como zonas al aire libre donde hacer un picnic.

Guadalix de la Sierra

La envidiable ubicación de Guadalix, en un vasto valle, así como su buena conexión con la capital por la carretera A-1 explican su gran desarrollo. Esto lo convierte en uno de los principales cursos superiores de la Sierra de Madrid. Su aspecto responde a las mejoras que sufrió durante la primera mitad del siglo XX. A pesar de sus notables iglesias y parques, destaca sobre todo su ayuntamiento. Es conocido por su papel clave en la película Welcome Mr. Marshall. Así, ha pasado a la historia como uno de los platós cinematográficos más famosos y populares de España.

Alrededor hay varios arroyos donde abundan las áreas de esparcimiento. Los bosques locales son otra opción popular para caminar. La escalada y el turismo activo, que aprovechan las cuevas y el entorno montañoso que rodea Guadalix, completan los atractivos de la ciudad.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Como Planificar Tu Boda en una Finca

Recomendaciones pala la elección de buenos abogados inmobiliarios

8 Preguntas Frecuentes sobre Césped Artificial que la Mayoría de la Gente Pregunta